Descubre Vinales con Yaniel.


Me llamo Yaniel Luis Alvarez, tengo 30 años y vivo en Viñales. Soy graduado de economía en la Universidad de Pinar del Río y desde el año 2007 trabajo como guía local a tiempo completo. El Valle de Viñales, Parque Nacional desde 2001 y Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1999, es mi área de trabajo. En las distintas excursiones que realizo, lo más importante para mí es la satisfacción del cliente, siempre trataré de llevarlos a los lugares más bellos y menos turísticos y lograr que su visita sea un momento inolvidable de su viaje a Cuba, uno de sus mejores recuerdos,para ello cuento con los conocimientos necesarios de geología, biología, botánica, cultura e historia, sin ser especialista en estas esferas, y con muy buenas relaciones en todos los lugares que visitaremos, lo que nos permitirá conocer los cubanos reales: sus costumbres, sus tradiciones y sus sueños. Las excursiones que se realizo no forman parte en su mayoría, del turismo convencional, por lo que harán de su estancia algo diferente y le permitirá aprender muchas cosas, si en las mismas no halla lo que usted busca, estoy dispuesto a escuchar sus sugerencias o deseos y juntos podremos hacer su tour ideal.

Puede consultar todas mis excursiones en www.triptovinales.com

Muchas gracias por visitar mi sitio.
Un saludo caluroso desde Cuba
Yaniel

Anuncios

El Marti Yacente Vinales, Cuba


Desde un lugar conocido por Sitio del Infierno en el tramo de carretera que une al poblado de Viñales con la Comunidad El Moncada, y mirando hacia el horizonte de frente para Viñales se puede observar una curiosidad que no se encuentra en ningún otro lugar de Cuba, pues varios mogotes al coincidir representan el perfil de un rostro muy semejante al de José Martí

El mérito de haber realizado este significativo hallazgo corresponde al profesor Onaney Muñiz, quien trabajaba, hasta el momento de su jubilación, en el Instituto Nacional de Geografía, y que durante una de sus tantas expediciones por la zona se percató del singular fenómeno; razón por la cual escribiría un artículo en el periódico Guerrillero, con fecha 19 de octubre de 1991 y titulado Martí yaciente.

La referida exploración tuvo lugar en el año 1971 y como un detalle muy interesante se destaca el hecho de no tratarse precisamente de una sola montaña, sino de tres elevaciones ubicadas en la Sierra Guasasa, justo en el lugar por donde atraviesa la carretera que permite el paso entre el Valle de Viñales y el Valle de San Vicente. Una de las propuestas que realizara el profesor Onaney Muñiz en su artículo.

Casa Sol Coral. Casa Particular en Viñales, Cuba


Casa Particular Casa Sol Coral en Viñales está ubicada en la carretera al Hotel La Ermita, desde donde se puede obtener una de las mejores vistas del pueblo de Viñales. Dispone de 1 habitación independiente con aire acondicionado, agua fria y caliente las 24 horas, además de un gran confort y tranquilidad. Nury, la propietaria lo puede ayudar a organizar excursiones alrededore del valle de Viñales.

Comiendo fuera en Viñales, Cuba


Comer en Cuba no era muy divertido hasta hace poco. De hecho, la comida en general es vista como una actividad necesaria en lugar de un placer y los cubanos comen muy rápido.La comida típica cubana consiste en arroz, frijoles, verduras, ensalada y principalmente pollo, pescado o carne de cerdo. La Langosta y carne de res se puede comer en los restaurantes y en algunas casas particulares.

Sin embargo, en 2011, el gobierno cubano autorizó la libre empresa y muchos lugareños optaron por abrir puestos de comida y restaurantes privados llamados paladares. Es casi imposible hacer un seguimiento de todos los nuevos restaurantes que abren y cierran en Viñales.

Vinales es probablemente uno de los mejores lugares en Cuba para comer. Hay 3 hoteles de calidad con restaurante disponible durante todo el día. Todos los centros turísticos, como la Cueva del Indio, el Mural de la Prehistoria, Polo Montañez, etc, también tienen restaurantes con todos los servicios.

Esto sin contar las casas particulares que proporcionan una excelente y deliciosa comida criolla hecha en casa, una opción ideal para el turista cansado, que sólo quiere descansar y relajarse. Muchas casas tienen jardines y balcones muy bonitos y ofrecen cócteles y otras bebidas con las comidas.